Ya, cállate, sólo eres un antropólogo

-

por DANIEL GOLDMAN

Soy un generalista cuando se trata de aprender. Pero sí enumero mis antecedentes en antropología en muchos casos, en parte porque la antropología es un campo de estudio muy amplio. Desafortunadamente, en muchas discusiones, los antecedentes en antropología se consideran sin sentido.

En mi caso, incluso se utilizó para desconocer mi posición en varios asuntos. Claramente, la gente no entiende qué es la antropología. La antropología, en su alcance e integración, es bastante diferente a la mayoría de los otros campos. Y como resultado, uno podría encontrar un antropólogo que tenga algo importante que agregar a casi todas las conversaciones.

La naturaleza de la antropología

Como campo unificado, la antropología es un área de estudio relativamente nueva. Y no comenzó de manera muy digna. Muchos de los primeros antropólogos eran eruditos de sillón, y muchos de los primeros arqueólogos eran poco más que ladrones de tumbas. Muchos de los primeros antropólogos tenían una visión bastante negativa de las culturas tribales y las veían como inferiores y poco más que curiosidades. Quizás sea por eso que los antropólogos no reciben más respeto. Y, sin embargo, hoy la antropología se convirtió en una de las áreas de estudio más importantes, al menos para aquellos interesados ​​en comprender a los humanos y mejorar la condición humana.

Dependiendo de quién esté contando, hay cuatro o cinco subcampos de antropología. Los cuatro campos centrales son la antropología biológica, la antropología cultural, la antropología lingüística y la arqueología. Más recientemente, se agregó un quinto subcampo llamado «antropología aplicada». No soy un gran fanático de separar estos campos, y la separación entre ellos, como suele ser el caso de los campos de investigación, es bastante arbitraria. La idea central detrás de la antropología es que es un estudio holístico de la humanidad.

Más en AntropoUrbana:  ¿Qué es la antropología lingüística?

La antropología también puede tener una mala reputación porque es muy difícil clasificarla en categorías más amplias. La antropología está fuertemente investida de ciencia, y hay mucha investigación científica en antropología. También hay mucha catalogación, ya que los antropólogos realizan un seguimiento de cada detalle sobre la humanidad y el presente. La reflexión filosófica sobre la humanidad, el análisis y la curaduría del arte, y muchos otros temas, también caen bajo el paraguas de la antropología.

Esencialmente todas las preguntas y piezas de información, específicamente relacionadas con los humanos, caen dentro del campo de la antropología. Es por esta razón que no puedo soportar el uso de la frase «Sólo eres un antropólogo». Las preguntas sobre la práctica de la salud pública, la psicología, las cuestiones de género, la economía, la religión y mucho más pertenecen al ámbito de la antropología.

Un antropólogo para cada pregunta

Si un profesional de la salud pública quiere comprender cómo la confianza en el sistema de salud pública afecta la aceptación de la vacuna, está haciendo una pregunta antropológica. Si un sociólogo quiere entender cómo está cambiando la religión dentro de la sociedad moderna, está haciendo una pregunta antropológica. Si un científico político quiere comprender cómo las cuentas falsas en las redes sociales influyen en nuestras creencias, está haciendo una pregunta antropológica.

La lista de áreas en las que trabajan los antropólogos, y para las que pueden proporcionar información, es casi infinita. Cualquier cuestión relacionada con la humanidad es esencialmente una cuestión antropológica y generalmente cae en uno de los cuatro subcampos de la antropología. Y el conjunto de habilidades, y la base de conocimientos que los antropólogos aportan, es nada menos que un cofre del tesoro para aquellos que necesitan respuestas a estas preguntas. Tampoco es solo por lo que estudian los antropólogos. También es cómo por cómo lo estudian. Si bien la mayoría de los académicos, independientemente del campo, tienen sus propios enfoques específicos, los antropólogos aún confían en una amplia gama de conocimientos, ya que el campo es naturalmente holístico e integrador.

Más en AntropoUrbana:  Una antigua cirugía

Es por esta razón que ha surgido un quinto subcampo de la antropología. Se llama «antropología aplicada» y es básicamente donde los antropólogos son contratados por corporaciones, instituciones de salud pública, organizaciones no gubernamentales y otras entidades para utilizar sus habilidades con el fin de ayudar a comprender a las partes interesadas. Tener un antropólogo abordo puede significar la diferencia entre el fracaso y el éxito de un proyecto.

Cada vez más, las empresas operan a través de las fronteras. Ya es bastante difícil obtener una comprensión sólida de una base de clientes, o un socio potencial, cuando todos viven en la misma área y se adhieren aproximadamente a las mismas normas y valores. Cuando una empresa opera en otro país puede estar mal equipada para manejar las diferencias culturales y los proyectos pueden fracasar. A menudo se contrata a antropólogos aplicados para mitigar cualquier conflicto potencial y garantizar que los miembros de ambas culturas puedan interactuar con éxito.

Otro buen ejemplo podría ser un proyecto del gobierno para construir un pozo con el fin de llevar agua a un grupo de personas en una nación del tercer mundo. Ciertamente se necesitan geólogos para averiguar dónde se puede construir un pozo. Los ingenieros también son importantes. ¿Por qué un antropólogo sería útil para construir un pozo? En pocas palabras, un pozo solo es útil para un grupo de personas si están dispuestas a usarlo. Hubo casos en los que los proyectos se construyeron en terrenos que se creía que estaban contaminados, o malditos, y esos proyectos terminaron siendo una completa pérdida de dinero y recursos. Un antropólogo puede reconocer los problemas que pueden surgir entre el resultado deseado de un proyecto y las percepciones culturales relacionadas con ese proyecto.

Más en AntropoUrbana:  El yoga como antropología somática

Si bien las personas hacen preguntas sobre muchos temas diferentes, siendo nosotros mismos humanos, muchas de las preguntas que tenemos están directa o indirectamente relacionadas con la humanidad. Como resultado, la antropología es una piedra angular de la investigación académica, corporativa y personal. Entonces, si bien la antropología no tuvo los comienzos más prestigiosos, es casi gracioso cómo algunas personas la desprecian hoy en día, cuando sería difícil para el mundo funcionar sin antropología.

Fuente: The Spiritual Anthropologists/ Traducción: Maggie Tarlo

Comparte este texto

Textos recientes

Categorías