La antropóloga que le enseñó a hablar a Superman

-

por HORACIO SHAWN-PÉREZ – horacio@antropologaurbana

La versión de Superman de Zack Snyder tienen tantos defensores como detractores. Para algunos es genial que se haya tomado al personaje tan en serio; para otros el problema es el mismo: que se haya tomado al personaje tan en serio. Es un tipo en calzoncillos y capa roja que anda volando como un pájaro de acá para allá. Quizás no haga falta ser siempre tan solemne.

En cualquier caso, por tomárselo tan en serio, hubo algunas decisiones interesantes. Una de ellas concierne a la antropología lingüística.

Y así, finalmente, Christine Schreyer pudo revelar su identidad secreta. La antropóloga lingüista de la Universidad de la Columbia Británica, en Canadá, fue la consultora de la película El hombre de acero y ayudó a los productores a desarrollar un idioma nuevo y auténtico para Krypton, el planeta natal de Superman.

«Querían respetar el canon, pero se les ocurrió algo nuevo», dijo Schreyer, quien se dedicó a hacer exactamente eso, después de firmar un acuerdo de confidencialidad que le impidió revelar su papel en El Hombre de Acero hasta mucho después de estrenada la película. En la pantalla grande, los símbolos kryptonianos de Schreyer aparecen entre las crestas de los trajes, escritos en armas, estampados en el misterioso Codex, inscritos en mamparos, en el exterior de las naves espaciales. “El kryptoniano nunca se había hablado en una película, pero ahora hay un lenguaje creado”, dijo Schreyer, profesora asistente de la Escuela de Artes y Ciencias Irving K. Barber. Dictó un curso que examina lenguajes construidos, como el klingon de Star Trek y el idioma na’vi ideado para la película Avatar de 2009.

Más en AntropoUrbana:  Etnografías de las charlas de ascensor

La «S» significa esperanza

Schreyer trabajó junto a la diseñadora gráfica Kirsten Franson, quien desarrolló el guion kryptoniano basado en las sugerencias de Schreyer, quienes fueron influenciadas por su conocimiento del sistema de escritura Cree Syllabics. Franson ajustó los glifos y trabajó con los símbolos en los diseños de decorados y utilería. Schreyer también creó un vocabulario que consta de unas trecientas palabras.

McDowell dice que la idea de desarrollar un lenguaje completamente nuevo y específico para el mundo de Krypton evolucionó desde el comienzo de la producción. Se determinó que el símbolo en el escudo de Superman no representaba simplemente la letra «S» del inglés, por lo que se necesitaba un enfoque imaginativo.

“La contribución de Christine al diseño y significado de Krypton en El Hombre de Acero fue crucial de una manera que no será entendida completamente por la audiencia, pero sin la cual nos habríamos perdido una capa de significado y legibilidad que, en mi opinión, enriqueció la película inconmensurablemente”, dice McDowell. «También puso la lógica antropológica del lenguaje en nuestro calendario muy restringido, notablemente rápido considerando que el lenguaje Na’vi tardó más de dos años en desarrollarse para Avatar«.

La lingüística se vuelve Hollywood

La familiaridad de Schreyer con los idiomas Klingon y Na’vi proporcionó un punto de partida para los requisitos de El Hombre de Acero, ya que sabía un poco sobre cómo otros lingüistas habían creado lenguajes para películas. “Lo mantuve simple, para unir las palabras”, dice Schreyer, adoptando una estructura gramatical sujeto-objeto-verbo en oposición a la construcción inglesa sujeto-verbo-objeto.

Grabó sonidos kryptonianos en una grabadora digital y envió archivos por correo electrónico al equipo de producción mientras estaba en otro proyecto de investigación en Whitehorse. El mayor desafío de Schreyer fue mantener el proyecto en secreto durante dos años. “Quería contarles a todos sobre el emocionante proyecto en el que estaba trabajando, pero juré guardar el secreto”, dice.

Más en AntropoUrbana:  Monstruos de Halloween: Marcianos

Schreyer quedó un poco decepcionada de que no se hablara kryptoniano en la película. Sin embargo, trabajó extensamente en la campaña de marketing viral, incluido un creador de glifos online donde los visitantes pueden escribir su nombre y ver el escudo ortográfico y de símbolos kryptoniano que se identifica con el nombre. «La comunidad lingüística en la realización de películas es bastante pequeña y estoy muy emocionada de ser parte de ella», dijo la profesora de antropología. ¿Es todo demasiado serio para el tipo el calzoncillos? ¿O está bien?

Materiales: UBC

Comparte este texto

Textos recientes

Categorías