¿Qué humanidades?

-

por ALEX GOLUB – Universidad de Hawái  

Alfred Kroeber siempre decía que la antropología es la más científica de las humanidades y la más humanista de las ciencias. ¿Pero qué humanidades? Después de todo, “humanidades” cubre mucho. La forma en que los antropólogos hacen antropología probablemente esté profundamente moldeada por cómo nos imaginamos a nosotros mismos como similares a otras disciplinas, y esa imaginación ha cambiado con el tiempo.

Por ejemplo: clásicos. Los antropólogos tienen una larga historia de trabajo con clasicistas e imaginan que su disciplina es similar al estudio de la antigüedad clásica. En Oxford, fue el clasicista R.R. Marett, quien ayudó a la antropología a afianzarse. Y realmente, hasta hace poco, la mayor parte de la educación superior era solo el estudio de textos griegos y latinos.

Boas y otros antropólogos estadounidenses tempranos imaginaron que su trabajo era similar a la filología. El método de traducción interlineal de textos de Boas, por ejemplo, se tomó prestado del estudio anglófono de los textos hebreos. En este sentido, la antropología era como los otros grandes orientalismos victorianos, pero en lugar del sánscrito, estudiaba el iroqués.

La historia también ha sido una fuente común para la imaginación disciplinaria de la antropología. Sospecho que era como los clásicos, en el sentido de que todo el mundo, a principios del siglo XX, lo estudió en algún momento. Cuando Evans-Pritchard buscaba un modelo humanista para la antropología social, la historia estaba al alcance de la mano. Los antropólogos se sentían atraídos por su particularismo. De hecho, una buena parte de la década de 1980 fue sobre el surgimiento de la «antropología histórica». Fue una potente combinación de disciplinas que produjo grandes etnografías.

La antropología surgió de la geografía —Boas era licenciado en geografía— pero tuvieron sus acercamientos a lo largo de los años. Owen Lattimore era el favorito de Eric Wolf y otros. En cierto sentido, la geografía es el estudio espacializado de la particularidad. Hoy, por supuesto, la geografía es una de las disciplinas que fue antropologizada, y es tan probable encontrar geógrafos haciendo trabajo de campo como antropólogos en estos días. El propio giro teórico de la geografía produjo autores como Neil Smith y David Harvey, cuyo trabajo ha sido influyente en nuestra disciplina.

Más en AntropoUrbana:  Marvel como una historia del excepcionalismo militar estadounidense

Finalmente, la antropología cambió profundamente cuando comenzamos a imaginarnos como críticos e intérpretes de textos literarios. Nuestro sentido de lo que significaba «interpretar» se desarrolló en un momento en que la crítica misma se desarrollaba rápidamente y en muchas direcciones. La idea de que un oscuro crítico ruso de Dostoievski que vivía en Kazajstán se convertiría en un pensador central de la antropología habría parecido absurda en la década de 1960. Pero hoy Bajtín es fundamental para nuestra disciplina.

Con el tiempo, sin embargo, nuestra disciplina dejó de imaginarse a sí misma como una de las disciplinas humanísticas que estudia la creatividad humana. Cada vez más, nos identificamos con disciplinas que tratan de crear formas culturales, no de estudiarlas. La “crisis de la representación” (en realidad, solo señalar que existe tal cosa como la representación) invitó a los antropólogos a pensar seriamente sobre lo que significaba ser escritor.

Por supuesto, los antropólogos probaron suerte con la poesía y la ficción desde que la disciplina existe. Y cuando escriben etnografía siempre fueron conscientes de la habilidad retórica que es central en el oficio del escritor. Malinowski no inventó el trabajo de campo ni la etnografía, pero logró producir una etnografía que se atribuyó el mérito de forma convincente. Sapir y Benedict escribieron poesía, pero no escribieron poesía como etnografía. La ficción etnográfica y la etnografía de estilo ambicioso han existido desde siempre, pero (desafortunadamente) entran y salen de su aprobación. Por lo que valga

Las artes escénicas tuvieron un momento aún más difícil. La antropología y la danza (Katherine Dunham, Elizabeth Chin, Katerina Teaiwa) han existido durante mucho tiempo, pero en realidad no han tenido el impacto que deberían. Yo creo que esto se debe a que, escandalosamente, a los universitarios no se les enseña a bailar. El teatro informó la imaginación de los antropólogos como espectadores, pero pocos antropólogos realmente se han imaginado a sí mismos como actores. Hay excepciones. Victor Turner era católico: sabía lo que era hacer un ritual. A veces tengo la sensación de que hizo antropología solo para poder hacer teatro, y no al revés.

Me sorprende la cantidad de antropólogos que se han dedicado recientemente al cine. Históricamente hablando, siempre hubo una conexión ahí. Los medios modernos y la etnografía llegaron a la mayoría de edad al mismo tiempo. Pero sobre todo, creo que los teléfonos móviles son los responsables. Cualquiera puede hacer una película ahora, y todos la hicieron. Y… eh… sí, no estoy muy seguro de cómo juzgará la historia a algunos de ellos. También está el crecimiento de varias formas de trabajo de instalación multimedia, por ejemplo, en las reuniones de la AAA. Cada vez más, parece que los antropólogos están dando el «giro de Bowie» en teoría, y se imaginan a sí mismos como parte de una vanguardia conceptualmente móvil e inquieta.

Más en AntropoUrbana:  Una antropología tóxica

Hay más que decir aquí (el acercamiento entre el diseño de juegos y la antropología probablemente alcanzó su punto máximo con Samsara de McKim Marriot), pero mi punto es solo este: no es suficiente decir que la antropología es una “humanidad” y no una “ciencia”. Las cosas solo se ponen realmente interesantes cuando comienzas a preguntar: «¿Qué humanidades?» Creo que la voluntad de la antropología de hacerse esa pregunta, una y otra vez, es una de las cosas principales que la separa de la sociología etnográfica. Es una fuente de vitalidad y novedad para nuestra disciplina.

Fuente: Savage Minds/ Traducción Alina Klingsmen

Comparte este texto

Textos recientes

Categorías