El campo laboral de la antropología

-

Hasta hace poco, no siempre estaba claro a qué trabajos conduciría el estudio de la antropología. Pero ahora hay una verdadera explosión de habilidades de base antropológica en el sector comercial. Empresas en Silicon Valley, Lego en Dinamarca y Google están utilizando antropólogos para la investigación de mercado y diseño. Se dice que la etnografía, donde las personas conviven con otras y descubren cómo se comportan, está de moda en las empresas multinacionales.

Fundamentalmente, el estudio de la antropología es para aquellos que quieren entender lo que es ser humano. Es el estudio de cómo, cuándo y dónde comenzó la vida humana y examina el comportamiento humano, las culturas, la historia y la organización social. Los cursos de grado generalmente se sumergen en la mayoría de estas áreas antes de permitir que los estudiantes se especialicen en antropología social, cultural o lingüística, o antropología biológica. El primero toma una ruta más sociológica, examinando sociedades, economías, idiomas, religiones y culturas alrededor del mundo; el último analiza la ciencia detrás de cómo evolucionaron los seres humanos y cómo surgieron las diferencias en diferentes regiones. Así que podrías encontrarte examinando la música de la gente de Efe en África un día y la cultura corporativa de la industria bancaria al día siguiente.

La arqueología implica aprender sobre el pasado a través de sus restos físicos. Podrías estar examinando mosaicos romanos o analizando bocetos en una cueva de montaña que representan la vida cotidiana hace 5000 años. Los cursos de arqueología proporcionan las habilidades prácticas de excavación. Algunos se enfocan en el lado biológico, donde se puede aprender lo que comía la gente, al examinar los desechos de alimentos que quedan en los sitios arqueológicos, o estudiar poblaciones a través de huesos humanos.

Más en AntropoUrbana:  Geometrías

¿Qué trabajo puedes conseguir?

Lo más probable es que no estés desenterrando ciudades perdidas dentro de los seis meses posteriores a la graduación. Los trabajos en arqueología pueden ser difíciles de encontrar y, a menudo, están sujetos a financiación a corto plazo. Pero la persistencia debería dar sus frutos. Los graduados podrían utilizar sus habilidades trabajando como guías, curadores o conservadores en museos o en sitios patrimoniales, o en gestión o consultoría paisajística.

Además, los graduados en antropología se volvieron mucho más vendibles en los últimos años, particularmente en investigación de diseño, experiencia de usuario, investigación social en think tanks y también en el gobierno. El profundo conocimiento de las sociedades y culturas humanas, así como la curiosidad y la empatía que ganarás, deberían serte de gran utilidad. Las carreras directamente relacionadas con la antropología también pueden incluir las de conservación, salud, patrimonio y desarrollo internacional, mientras que las habilidades transferibles podrían permitirte trabajar en relaciones públicas, derecho o marketing, o como realizador de documentales, asistente de museo o bibliotecario. También te prepara para solicitar trabajo en el sector voluntario, como recaudador de fondos de caridad o trabajador de desarrollo en el extranjero. También podrías convertirte en investigador social, profesor, científico de la información o trabajar para grandes empresas como Google y Lego.

Deberías salir de la universidad con la capacidad de relacionarte con una variedad de culturas y poblaciones, y de reconocer diferentes formas de pensar sobre el mundo, todas habilidades atractivas para los empleadores.

Fuente: The Guardian/ Adaptación y traducción: Maggie Tarlo

PD de Maggie Tarlo: Soy antropóloga, al menos estudié antropología como carrera de grado. Tengo una especialidad en español. Y algunas otras especialidades posteriores. Pero antropología y español, subrayados en mi CV, me consiguieron un trabajo fenomenal en el gobierno local: área institucional encargada de la migración latina en Carolina del Sur, mi estado, y sin tener que abandonar mi ciudad, Columbia (acá en el sur las migraciones en busca de trabajo son habituales y yo simplemente quería quedarme). Además llevo a cabo otras actividades debido a mi titulación inicial en antropología: organizo presentaciones en museos, actividades patrimoniales, recuperación de historias y su conversión en productos tangibles (algo que les ofrezca a nuestros pueblitos maltrechos otra oportunidad de ganarse la vida, o, al menos, de alargar la quincena). A veces trabajo en la universidad donde estudié y a veces en otras. En todos los casos, mi carta de presentación es la antropología. Tengo techo, comida y, dentro de lo que es posible decirlo, estoy feliz con mi profesión. Y si una chica sureña, primera generación en la universidad, pudo hacerlo, seguro que también podrás tú.

Más en AntropoUrbana:  ¿Puede la antropología pensar el futuro?

Comparte este texto

Textos recientes

Categorías

Artículo anterior
Artículo siguiente