Zumbidos y ruidos atmosféricos

-

por JAY HAMMOND

La medición del sonido como ondas y la detección del sonido a través de un micrófono “traicionan el deslizamiento a través de los registros tecno-racionales”, nos dice Marina Peterson en Atmospheric Noise (2021). Hace algo que «no es aire, sin embargo, de aire» (Peterson 2021, 113). Testimonio legal de experiencias con ruido aeroportuario, tecnología de medición de ruido, responsables de políticas de contaminación acústica, entusiastas de las mariposas; cada uno inscribe sus propias rúbricas de ruido frente al aire. Cada uno traiciona su propia instanciación de este desordenado deslizamiento entre lo racional y lo fenoménico. El “rechazo normativo sin rodeos del ruido” de R. Murray Schafer (Peterson 2021, 120) enmarca la llegada del ruido. “Hubo un acuerdo de que (el ruido) era un problema, y ​​que era una contaminación” (Peterson 2021, 95). El ruido molesta, recuerda Peterson. Interrupciones de ruido. El ruido interrumpe un modo particular de la vida residencial humana, una colección particular de marcas sonoras humanas. El ruido desmiente el lenguaje humano. El ruido despeja el espacio para las mariposas.

*

Hablo formalmente del aislamiento acústico estructural de los estudios de grabación. Lo hago, físicamente solo, en mi dormitorio, mi fondo virtual protege el poste de la cama. Es un curso de Artes de Grabación en un año de pandemia. Está siendo grabado, bastante poco ingenioso. Los estudiantes asienten o no, encienden o apagan sus cámaras. Levanten sus manos azules virtuales. Escribe preguntas en el chat. Muestro gráficos de técnicas de construcción. Hablo del espectro artístico desde la “sequedad” del aislamiento acústico hasta la “humedad” de la concatenación acústica. Soy músico y antropólogo cultural, así que le doy brillo a la física y le resto importancia a las matemáticas. Hago hincapié en el desorden de la ciencia acústica, les pido que escuchen y comprendan el vocabulario especializado de los ingenieros acústicos como un código históricamente específico. Jeroglíficos digitales. Cifrados analógicos.

Más en AntropoUrbana:  Playas y béisbol

«Línea zumbido». El sonido del equipo de grabación que envía y recibe un tipo particular de señal eléctrica en ausencia de sonidos humanos. La palabra “hum” es precisa, no como onomatopeya sino como directiva. Haz un sonido continuo sin abrir la boca. Ese es el sonido del zumbido de la línea. También es el sonido de «piso de ruido», pero la connotación es completamente diferente. La física y la ideología del zumbido de línea nos enseñan que hay un «contenido armónico», es decir, potencial artístico, en el zumbido. El “ruido” proviene de la mayoría de los equipos y los ingenieros lo tratan con el rechazo normativo rotundo que Peterson historiza. “Hum”, sin embargo, es buscado, fetichizado, reconstruido. Los micrófonos, los preamplificadores, los amplificadores y quizás lo más icónico, la cinta magnética, tienen el potencial de producir un ingenioso zumbido de línea. Interpretar las cifras y los jeroglíficos está en parte en la diferencia entre el zumbido y el ruido.

*

“El ruido se concibe como el otro de la señal” (Peterson 2021, 29) dentro de las Sintonizaciones Aéreas de los residentes cerca de LAX (el Aeropuerto de Los Ángeles) cuyas vidas se ven interrumpidas. Muchos ingenieros de audio en el período histórico reciente de la investigación de Peterson, que podrían haber intentado construir un estudio de grabación allí, habrían estado de acuerdo. Algunos consejos contemporáneos de un libro de texto de ingeniería de audio reflejan esta ideología prevaleciente: «Si no hay absolutamente ninguna opción para elegir la ubicación del estudio y el estudio está ubicado al lado de una fábrica de reciclaje, justo debajo de la pista de aterrizaje principal del aeropuerto, o sobre la parte alta del metro, simplemente tendrás que ceder al destino y construir barreras acústicas a estas interferencias externas” (Huber y Runstein 2018, 80).

Más en AntropoUrbana:  Especies invasoras

Sin embargo, existe una ideología alternativa de medición y captura de sonido, una forma alternativa de categorizar y comprender la existencia del «ruido». Esta ideología concatenativa tiene algo en común con las mariposas de la etnografía de Peterson que prosperan en medio de un urbanismo indefinido: “La visualidad y el tacto se unen en un relato de un recuento que también es un encuentro” (Peterson 2021, 180). Es la sinestesia de cualquier artista que disfruta con la co-creación atmosférica. Es una síntesis de señales que busca el zumbido de la línea, que facilita el “sangrado”. El sangrado del sonido de la batería en el micrófono vocal, el sangrado del sonido de las cigarras en el sonido del piano (Seretan 2020), el sangrado de la atmósfera en sí misma. La “captura de la ladera”. El «zumbido de la línea del paisaje».

Referencias

Grubbs, David. 2020. The Voice in the Headphones. Durham, N.C.: Duke University Press.

Huber, David Miles, and Robert E. Runstein. 2018. Modern Recording Techniques. New York: Routledge.

Peterson, Marina. 2021. Atmospheric Noise: The Indefinite Urbanism of Los Angeles. Durham, N.C.: Duke University Press.

Fuente: SCA/ Traducción: Mara Taylor

Comparte este texto

Textos recientes

Categorías