Mapas que hablan

-

por RHIANNON JAKOPAK

En Talking Maps, Jerry Brotton y Nick Millea se propusieron el ambicioso objetivo de explorar cómo los mapas funcionan como una conversación entre el cartógrafo y el usuario, a través de un recuento de historias de origen de varios mapas seleccionados. Los autores usan una investigación profunda para situar los mapas en los entornos históricos y culturales en los que fueron producidos, al tiempo que alientan al lector a preguntarse si estos ejemplos (y por implicación, todos los mapas) sirven principalmente como artefactos culturales, si reflejan el tiempo y el lugar de su elaboración, o si son documentos científicos estrictamente imparciales que describen el mundo. Talking Maps ofrece una lectura accesible, atractiva e informal más apropiada para lectores relativamente nuevos en la cartografía que desean saber más sobre las connotaciones culturales que acompañan a cualquier mapa.

Talking Maps guía a los lectores a través de múltiples categorías, funciones y estilos de mapas, utilizando ejemplos de mapas conocidos, y a veces pasados ​​por alto, de todo el mundo y de diferentes siglos. El libro presenta imágenes de alta calidad de casi cien mapas, acompañadas de descripciones detalladas que analizan elementos específicos de cada uno, por qué podría haberse producido, qué sugiere sobre la época y la cultura de su origen, y más. Los diez capítulos del libro cubren una variedad de temas, incluidas las convenciones cambiantes de la orientación del mapa a través del tiempo, el surgimiento de los mapas de qibla (que muestran a los devotos la dirección de la Kaabah en La Meca, que se volvió cada vez más importante a medida que los musulmanes se mudaron más allá de la Península Arábiga), explicaciones de los dibujos de JRR Tolkien de la Batalla del Abismo de Helm en El Señor de los Anillos, y cómo los mapas se usaron estratégicamente en la Segunda Guerra Mundial. Varias veces, durante la lectura de este libro, me encontré mostrando con entusiasmo a quienquiera que estuviera cerca de mí una imagen de un mapa determinado y compartiendo la historia que acababa de leer.

Más en AntropoUrbana:  Mapas digitales fuera de control

Los autores tienen una amplia experiencia en cartografía, curación de mapas e historia. Brotton es profesor de Estudios del Renacimiento en la Universidad Queen Mary de Londres y publicó numerosos libros y artículos sobre diversos temas relacionados con la historia y la cartografía. Millea es bibliotecario de mapas en la Bodleian Library desde 1992 y él mismo publicó numerosos libros y artículos sobre cartografía. La experiencia de los autores se muestra a lo largo del libro, que ofrece documentación detallada del contexto histórico específico de un lugar detallado en un mapa, anécdotas sobre las predilecciones de los cartógrafos y más. Estos mismos caballeros también curaron la exposición Talking Maps en la Biblioteca Weston de Bodleian (julio de 2019 a marzo de 2020). The Bodleian, en la Universidad de Oxford, tiene más de 1,5 millones de mapas, de los cuales solo unos pocos seleccionados se presentan en este libro.

Quizás el aspecto más convincente de Talking Maps es la reproducción de alta calidad de una gama tan impresionante de mapas: desde mapas del mundo del siglo XII hasta cartogramas de población humana moderna. Los diseños de página permiten al lector hacer referencia tanto a las descripciones de los mapas como a los propios mapas con facilidad, sin sobrecargarse con demasiado texto en una sola página. Los mapas se imprimen en al menos una página completa y algunos se distribuyen generosamente en dos páginas. El libro en sí es grande y proporciona espacio para que los mapas se reproduzcan con considerable detalle. Los autores guían la atención del lector hacia características específicas de los mapas, lo que ocasionalmente resulta en un ejercicio parecido a ¿Dónde está Waldo?, mientras el lector busca las características mencionadas. La rica combinación de contexto, comentarios y contenido que los autores brindan para cada mapa muestra al lector detalles finos que de otro modo serían desconocidos o insospechados, lo que permite una comprensión y apreciación más profundas de cada mapa.

Mis principales críticas a este libro se refieren a la selección extrañamente desigual de mapas y la falta de comentarios finales. Hay tal énfasis en los mapas del Reino Unido, con un capítulo completo dedicado a los mapas de Oxford, que la inclusión de otros mapas parece, en cierto modo, un poco desordenada. Por ejemplo, los pocos mapas islámicos presentados se mezclan con varios otros mapas y están dispersos en varios capítulos. Tal vez la selección refleje los intereses de los autores y la ubicación de la exposición en la que se basó este libro, pero es difícil saberlo. Los criterios de selección podrían haber sido más claros si hubiera un capítulo de resumen o una conclusión, pero el libro termina sin contemplaciones. Esta falta de conclusión es una oportunidad perdida para culminar las diversas conversaciones esclarecedoras entre los cartógrafos, los usuarios y las sociedades que se desarrollan a lo largo del libro. En lugar de comentarios finales sobre cómo los mapas a través del tiempo siempre fueron artefactos que reflejan los valores e intereses de las culturas que los producen, los autores simplemente dejan que el lector saque sus propias conclusiones. Ninguna de estas deficiencias es devastadora, pero dejan al lector con una sensación de desequilibrio y curiosidad no resuelta.

Más en AntropoUrbana:  Porosidades de frontera

En definitiva, Talking Maps es una lectura agradable e informativa. Con sus imágenes de alta calidad y explicaciones accesibles de las características especiales de cada mapa, sirve como una interesante introducción a las complejidades de los mapas, sus historias y sus lugares en la sociedad.

Fuente: CP/ Traducción: Alina Klingsmen

Comparte este texto

Textos recientes

Categorías