Ritmos, rimas y ébola

-

por BOIMA TUCKER

Si alguna vez hubo un barómetro para el estado de ánimo de la gente hacia un evento, brote o crisis específica en África Occidental, tendría que ser la música popular. La Guerra del Río Mano en Sierra Leona, Liberia, Costa de Marfil y Guinea fue un ejemplo de esto. Durante la guerra, la música asumió un papel central como forma de expresión, escape, intercambio de información y contestación política para la gente común sobre el terreno. El período de la posguerra en Sierra Leona y Liberia, especialmente, fue testigo de breves pero intensos auges de la industria musical directamente relacionados con el proceso de construcción de la nación. Una serie de factores influye en estos auges creativos en África Occidental. Los factores sociales no solo se prestan a la necesidad de que las poblaciones jóvenes y marginadas se expresen, sino que también la proliferación de grabaciones se ha visto favorecida por el advenimiento de la tecnología de grabación digital y las formas de distribución digital a través de Internet y la tecnología de telefonía móvil. En la era del mp3, la banda ancha, Youtube y Soundcloud, cualquier observador externo puede ver el estado de ánimo y las opiniones de las comunidades locales reflejadas en tiempo real. En el caso del ébola, esta transferencia de información en tiempo real en forma de medios populares puede brindar a los forasteros una perspectiva más profunda sobre la sensibilización y los sentimientos de la población general sobre la enfermedad, así como brindarles a los locales una plataforma importante para ser escuchados.

África Occidental no es el único lugar donde las canciones relevantes para las crisis contemporáneas surgieron como fenómenos culturales regulares. La música popular en todo el mundo asumió el papel de difusión de información dentro de las comunidades que los principales medios de comunicación no logran cubrir. Como dijo Chuck D en los años 90: “El rap es la CNN de la América negra”. En los Estados Unidos, la música rap a menudo toma el tema del día y, especialmente cuando hay un evento nacional, la canción de dedicación es una elección de tema particularmente frecuente. Desde el huracán Katrina hasta la elección de Obama y las protestas en Ferguson, Missouri. El ébola tampoco es la primera enfermedad que ocupa un lugar central en la música popular en esta parte de África Occidental. El ejemplo más notable en el que puedo pensar es el éxito de DJ Lewis en el estilo de calcomanía de cupé «Grippe Aviare», que se burló de una enfermedad que en realidad no era una amenaza para la población local. Sin embargo, la llegada del Ébola a la región tomó un tono más sombrío. Al seguir la crisis, identifiqué el surgimiento de tres categorías principales de contenido de canciones para el evento del ébola a través de las fronteras nacionales.

Más en AntropoUrbana:  Cuestión de escala

Quizás la forma de contenido más conocida que surge de la región del río Mano es la canción de sensibilización/educación. He notado esta forma de la canción en Costa de Marfil, Senegal, Sierra Leona y Liberia. La más famosa, y quizás la más exitosa de estas canciones, es la canción de Shadow «Ebola Coming». Esta melodía fue recogida en historias por NPR, The Guardian y CNN a través del socio de medios en línea Vice News. En parte responsables de la aparición de estas canciones son las ONG que las utilizan como medio para difundir sus propios mensajes. Esta es una estrategia que ya habían descubierto en Sierra Leona, ya que las ONG fueron una fuente importante de financiación en el auge de la industria discográfica durante el período de posguerra. Si bien el esfuerzo de Shadow fue independiente de cualquier organización externa, cuando lo conocí en el Buduburamcamp en Ghana, en 2011, ya estaba bastante familiarizado con el género.

El segundo tipo de forma de contenido de canción que noté es la canción conmemorativa/de dedicación. Esta canción parece haberse vuelto más prominente en Sierra Leona, donde varios lugareños respetados y de alto perfil, como el Dr. Sheik Umar Khan, han sucumbido a la enfermedad. Además de querer conmemorar a sus héroes que luchan contra la enfermedad en el frente, sospecho que la proliferación de la canción de dedicación en Sierra Leona también está relacionada con el hecho de que un gran porcentaje de artistas populares de Sierra Leona se encuentran actualmente fuera del país. Usan la canción como una oración de esperanza y un deseo de enviar mensajes de cariño a amigos y familiares en casa. Este es el caso de Kao Denero, con sede en Atlanta, y Black Nature, con sede en San Francisco. Sin embargo, el hecho de que estos artistas tengan su sede en el extranjero no resta valor a su popularidad en casa. En cambio, tal vez, incluso la incrementa.

El último tipo general de canción de conciencia social en África occidental es la canción política en la línea de «Borbor Belle» de Emmerson, «One Man One Cup» de The Dream Team o «They Coming Again» de Soul Fresh. Aunque tiene que tener un impacto en el terreno en una región que todavía se enfrenta a la realidad de contener la enfermedad, «White Ebola», una canción de Mr. Monrovia, AG Da Profit y Daddy Cool, basada en la diáspora, resume el sentimiento general de desconfianza que hizo que la enfermedad fuera difícil de contener en primer lugar. Durante el comienzo del brote de ébola, en toda la región había muchas dudas entre la población en general sobre si la enfermedad era real o si los extranjeros la transmitían intencionalmente. Este escepticismo es parte de una desconfianza general hacia los forasteros en esta parte de África, que se remonta al colonialismo hasta la trata transatlántica de esclavos, y tal vez incluso más allá. Especialmente durante los años de la guerra, la desconfianza en una clase móvil mundial alcanzó su punto máximo cuando los lugareños vieron a su propia élite adinerada y a los trabajadores humanitarios extranjeros yéndose​​de la ciudad tan pronto como surgieron los problemas. El mismo fenómeno continúa durante el brote de ébola. El grupo detrás de “White Ebola” está basado en la diáspora, lo que les da una distancia privilegiada para reflexionar sobre la injusticia inherente al trato desigual de los africanos durante esta crisis. Sin embargo, a medida que la enfermedad continúa, y a raíz de las huelgas de los trabajadores de la salud, las cuarentenas militares fallidas, la muerte de los médicos locales y la supervivencia de los extranjeros, y a medida que se establece un sentimiento general de abandono, esta última forma de canción puede volverse más y más presentes y populares en toda la región.

Más en AntropoUrbana:  Los mapas mienten, persuaden y matan

Fuente: SCA/ Traducción: Alina Klingsmen

Comparte este texto

Textos recientes

Categorías

Artículo anterior
Artículo siguiente