Haciendo arqueología costera con drones

-

por ELLIE GRAHAM – Universidad de Aberdeen

La crisis climática se está manifestando cada vez más visible y dramáticamente. El año 2022 fue notable por todas las razones equivocadas, continuando una tendencia de calentamiento global, con los últimos ocho años ahora como los ocho más cálidos registrados. Además de los cambios incrementales, hubo una plétora de eventos extremos a nivel mundial, incluidas inundaciones, olas de calor extremas e incendios forestales violentos (Organización Meteorológica Mundial, 2023). La acción de mitigación urgente para reducir las emisiones puede limitar el calentamiento a alrededor de 1,5 grados. Sin embargo, algunos efectos tienen la entrada bloqueada, como el aumento del nivel del mar, por lo que las áreas costeras experimentarán impactos provocados por el clima, incluida la erosión acelerada y el aumento de las inundaciones costeras. La evaluación nacional de Escocia del cambio costero, Dynamic Coast, estudió la costa blanda, que representa el 19% de la costa de Escocia y demostró que una mayor parte de la costa experimentará erosión, a un ritmo acelerado en todos los escenarios de emisiones (Dynamic Coast, 2021).

La costa es un punto focal de asentamiento moderno, actividad económica y valor recreativo, pero también es rico en valor patrimonial. Por muchas de las mismas razones por las que hoy en día está densamente ocupada, la costa ha sido atractiva durante todo el período de ocupación humana. Esto es especialmente cierto en países como Escocia, con grupos de islas y terrenos del interior que a menudo son montañosos e inhóspitos. En comparación, la mejor tierra agrícola se encuentra en la costa, junto con otros atributos como la defensa, las oportunidades de intercambio, el comercio y los viajes por agua, y el acceso a los recursos marinos. Esto dejó un rico legado de sitios patrimoniales a lo largo de nuestras costas, pero está amenazado por los impactos del cambio climático moderno. Por ejemplo, el icónico pueblo prehistórico de Skara Brae en Orkney quedó expuesto en la costa en una tormenta de 1850 y su vulnerabilidad a la erosión continua y la amenaza climática moderna es tal que ahora está protegido por un malecón. Cientos de sitios más importantes desde el punto de vista arqueológico alrededor de la costa escocesa están amenazados. Un proyecto reciente dirigido por SCAPE Trust, Scotland’s Coastal Heritage at Risk (SCHARP) trabajó con voluntarios de las comunidades costeras locales para monitorear los sitios erosionados y actualizar los registros, y destacó los 145 sitios más vulnerables, importantes y valorados localmente, muchos de los cuales nunca se han investigado y no se comprenden, pero se están perdiendo en el mar (Hambly, 2017a; SCAPE, 2022).

La historia y la arqueología son importantes para la población local, contribuyen al sentido del lugar y la identidad local. En conjunto, los sitios cuentan la historia de miles de años de actividad humana en el paisaje y ofrecen una conexión tangible con el pasado. Los sitios patrimoniales, de los cuales Skara Brae es uno de los ejemplos más famosos, atraen a turistas de todo el mundo, lo que contribuye a la economía local. Sin embargo, ofrecen aún más. La información científica contenida en los yacimientos arqueológicos son archivos de datos ambientales a largo plazo y registros paleoclimáticos. Esto no solo puede informarnos sobre las condiciones ambientales y los paisajes pasados que ocuparon las personas, sino que también puede identificar cambios pasados, tanto tendencias graduales como cambios abruptos. La contribución única de los sitios arqueológicos a los estudios paleoambientales es la cronología de alta resolución que ofrece la información arqueológica y la precisión que esto permite. Al agregar una dimensión humana a los datos, también nos permiten identificar los impactos de tales cambios en las sociedades y señalar las respuestas sociales pasadas a estos cambios. Por lo tanto, los sitios arqueológicos no solo pueden informarnos sobre el cambio climático pasado y cómo afectó a las personas que lo experimentaron, sino que la información que contienen puede informar las estrategias de adaptación modernas. Sin embargo, estos lugares valiosos y los datos que contienen son vulnerables a los mismos procesos de los que dan testimonio.

Más en AntropoUrbana:  Elegir entre el arte, la vida o una taza de café

Existe un principio de larga data en arqueología de preservación in situ, es decir, es mejor dejar los sitios intactos en el suelo (Consejo de Europa, 1992). Esta postura defiende que, dado que la excavación es un proceso de destrucción, debe evitarse siempre que sea posible, excepto cuando esté justificado por un interés de investigación significativo o sea necesario por una amenaza como el desarrollo. La mayor parte del trabajo de campo arqueológico en el Reino Unido se lleva a cabo como un trabajo financiado por desarrolladores para mitigar la destrucción de un sitio, excavando y registrando un sitio para lograr la preservación por registro. Sin embargo, donde los procesos naturales son la causa de la destrucción, no existe un mecanismo similar para financiar la investigación de los sitios que se están perdiendo, a pesar de que el cambio climático antropogénico está acelerando los procesos. Hay cada vez más llamados a nivel internacional para tratar los sitios afectados por la pérdida provocada por el clima como una forma de arqueología de rescate (Hambrecht et al., 2020; Hollesen et al., 2018) y tal es la escala de pérdida de sitios e información que este problema se describió como múltiples bibliotecas de Alejandría en llamas (McGovern, 2018). La amenaza es cada vez más urgente. Con tanto en riesgo y con una creciente aceptación dado que no podemos preservarlo todo, el sector arqueológico está desarrollando sistemas para evaluar la vulnerabilidad, analizar el riesgo y priorizar sitios para labores de rescate.

Se desarrollaron varios marcos. En Escocia, tenemos la suerte de contar con información de referencia de alta calidad con la que trabajar. Dynamic Coast muestra el panorama nacional del riesgo de erosión (Dynamic Coast, 2021). Historic Environment Scotland ha liderado la amenaza del cambio climático a los sitios patrimoniales, llevando a cabo una evaluación de riesgos para las propiedades que administran en nombre de la nación (Historic Environment Scotland, 2018). Una evaluación de la vulnerabilidad climática para el sitio del Patrimonio Mundial Heart of Neolithic Orkney, que incluye Skara Brae y destaca la amenaza de la erosión costera, fue la primera aplicación de la herramienta del Índice de Vulnerabilidad Climática a un sitio cultural del patrimonio mundial (Day et al., 2019) . Los registros de sitios arqueológicos costeros fueron recopilados por un programa de estudios costeros en Escocia. Estos fueron verificados en el terreno por voluntarios como parte de SCHARP, proporcionando datos de observación para proporcionar una instantánea de la condición de los recursos arqueológicos costeros de Escocia y destacando cuánto está en riesgo (Hambly, 2017b, 2017a). Sin embargo, estos sitios necesitan ser monitoreados regularmente y su futura vulnerabilidad al cambio climático evaluada. Dynamic Coast también destaca el valor del monitoreo costero y la importancia de recopilar información de alta resolución sobre la condición del borde de la costa.

Más en AntropoUrbana:  Una antropología tóxica

La investigación actual que se está realizando como parte de mi proyecto de doctorado está trabajando para llenar estos vacíos y proporcionar estos datos de monitoreo. Estoy explorando el potencial de la tecnología de drones para recopilar información de encuestas y registrar sitios como base para evaluaciones de vulnerabilidad a escala refinada para sitios arqueológicos. El objetivo es resolver las diferencias escalares entre la evaluación del cambio costero de resolución gruesa y los impactos a escala local y las necesidades del sitio. Investigadores de todo el mundo enfatizan la importancia de los datos recientes, de alta resolución y de intervalos de tiempo cortos. Estoy trabajando en una red de sitios alrededor de la costa escocesa que fueron identificados como arqueológicamente significativos, amenazados e importantes para las comunidades locales. La fotografía de drones de bajo nivel registra el sitio en detalle, y las imágenes se pueden usar para construir modelos de paisajes digitales en 3D precisos utilizando una técnica llamada estructura a partir del movimiento. Esto no solo proporciona la preservación mediante el registro del sitio y su condición actual, sino que también puede usarse para mapear el borde de la costa actual como base para la evaluación de la erosión. En un proyecto GIS, la línea costera actual se compara con su posición anterior, tal como se muestra en mapas históricos, fotografías aéreas y otros registros, y se analizan los cambios utilizando el sistema de análisis digital de la línea costera (Himmelstoss et al., 2021), que proyecta una serie de líneas perpendiculares, realiza transectos espaciados a lo largo de esta serie de costas y calcula estadísticas sobre la tasa y el alcance del cambio.

Se seleccionó un estudio de caso, en una bahía protegida orientada al sureste en el continente de Shetland, Channerwick Bay, como un sitio de gran importancia arqueológica. Una excavación comunitaria realizada en 2015 por SCAPE Trust and Archaeology Shetland (SCAPE, 2018) investigó los cimientos y el piso más bajo de un broch, una torre fortificada de la Edad del Hierro exclusiva del norte y oeste de Escocia. Un lado del enorme muro circular y la parte superior de los muros habían sido robados en la antigüedad, y gran parte de la piedra se usó para construir un municipio de los siglos XVIII y XIX. La estructura quedó expuesta en el borde de la costa, erosionada por una serie de tormentas en el invierno de 2013-14, y los edificios del municipio resultaron dañados, con una esquina del edificio de la capilla perforada por el borde de la costa en retirada. La evaluación del cambio costero mostró una tendencia de erosión a largo plazo, aquí, pero también destacó que los sitios arqueológicos se encuentran en el tramo de costa más susceptible de la bahía. Esto también demostró la complejidad temporal y espacial de la erosión, mientras que los datos de los drones permitieron examinar intervalos de tiempo cortos, revelando nueva información sobre los patrones de cambio costero. La comparación con los registros meteorológicos de los últimos veinte años también permitió relacionar los episodios específicos de erosión con eventos particulares y condiciones de tormenta. Esto se puede usar para evaluar el impacto probable de futuras tormentas en este y otros tramos similares de la costa para proporcionar una advertencia temprana de posibles pérdidas.

Más en AntropoUrbana:  Antropología de las aplicaciones de citas online

Se aplicarán métodos de estudio y evaluación similares, junto con algunos trabajos de investigación a pequeña escala, a otros sitios de importancia arqueológica en Escocia (Graham, 2022). Los sitios se seleccionan en asociación con las comunidades locales y los voluntarios participan en el trabajo de campo para integrar el conocimiento local y el valor social en la evaluación del sitio. Además, registrar los impactos del cambio climático en lugares valorados localmente puede contribuir a la alfabetización climática, ayudar a involucrar al público en el tema y generar acción climática. Los resultados no solo brindarán información sobre los sitios en sí, sino que también los convertirán en una red de ubicaciones donde los impactos y los patrones de la erosión costera se observan y comprenden de cerca. Esto informará la comprensión de la vulnerabilidad costera y ayudará a los arqueólogos a priorizar los sitios para la acción y planificar el trabajo de investigación futuro en estos lugares valiosos pero vulnerables, para mitigar los impactos de la pérdida provocada por el clima.

Referencias

Council of Europe. (1992). Convention on the Protection of the Archaeological Heritage of Europe (Revised) *. https://rm.coe.int/168007bd25

Day, J. C., Heron, S. F., Markham, A., Downes, J., Gibson, J., Hyslop, E., Jones, R. H., & Lyall, A. (2019). Climate risk assessment for Heart of neolithic Orkney World Heritage Property: An application of the Climate Vulnerability Index. https://www.historicenvironment.scot/archives-and-research/publications/publication/?publicationId=c6f3e971-bd95-457c-a91d-aa77009aec69

Dynamic Coast. (2021). Dynamic Coast webmap. https://snh.maps.arcgis.com/apps/webappviewer/index.html?id=78047dbef80f4a74acc192ac21c9d4e0

Graham, E. (2022). Climate Change and Coastal Archaeology. Archaeology Shetland. https://www.archaeologyshetland.org/in-depth

Hambly, J. (2017a). A review of heritage at risk from coastal processes in Scotland: Results from the Scotland’s Coastal Heritage at Risk Project 2012-2016. https://scapetrust.org/wp-content/uploads/reports/SCHARP-CoastalHeritage-REVIEW.pdf

Hambly, J. (2017b). SCHARP final evaluation report. https://scapetrust.org/wp-content/uploads/reports/SCHARP-EVALUATION_report.pdf

Hambrecht, G., Anderung, C., Brewington, S., Dugmore, A., Edvardsson, R., Feeley, F., Gibbons, K., Harrison, R., Hicks, M., Jackson, R., Ólafsdóttir, G. Á., Rockman, M., Smiarowski, K., Streeter, R., Szabo, V., & McGovern, T. (2020). Archaeological sites as Distributed Long-term Observing Networks of the Past (DONOP). Quaternary International. https://doi.org/10.1016/j.quaint.2018.04.016 [Paywall]

Himmelstoss, E. A., Henderson, R. E., Kratzmann, M. G., & Farris, A. S. (2021). Digital Shoreline Analysis System  (DSAS) version 5.1 user guide.

Historic Environment Scotland. (2018). Climate Change Risk Assessment of the Properties in Care of Historic Environment Scotland. https://www.historicenvironment.scot/archives-and-research/publications/publication/?publicationId=55d8dde6-3b68-444e-b6f2-a866011d129a

Hollesen, J., Callanan, M., Dawson, T., Fenger-Nielsen, R., Friesen, T. M., Jensen, A. M., Markham, A., Martens, V. v., Pitulko, V. v., & Rockman, M. (2018). Climate change and the deteriorating archaeological and environmental archives of the Arctic. Antiquity, 3(4), 3586–3596. https://doi.org/10.1007/s11069-017-3164-0

McGovern, T. H. (2018). Burning Libraries: A Community Response. Conservation and Management of Archaeological Sites, 20(4), 165–174. https://doi.org/10.1080/13505033.2018.1521205

SCAPE. (2018). Channerwick Broch: section cleaning, recording and sampling. SCAPE Trust. https://scapetrust.org/channerwick-broch/

SCAPE. (2022). Sites at Risk Map. SCAPE. https://scapetrust.org/sites-at-risk/

World Meteorological Organization. (2023, January 12). Past eight years confirmed to be the eight warmest on record. World Meteorological Organization. https://public.wmo.int/en/media/press-release/past-eight-years-confirmed-be-eight-warmest-record

Fuente: PLOS/ Traducción: Horacio Shawn-Pérez

Comparte este texto

Textos recientes

Categorías