Caca

-

Ilustración: Charlotte Corden

por NICHOLAS C. KAWA – Universidad Estatal de Ohio

La defecación es un acto de necesidad humana. Pero, ¿es realmente solo un desperdicio o podría ser algo más? Resulta que la caca puede decirnos mucho sobre el pasado humano, los desafíos que enfrenta la humanidad en el presente y las oportunidades para forjar un futuro más habitable.

1. En su forma más elemental, el excremento es signo de vida. Es por eso que los cazadores y rastreadores están atentos a los excrementos: es indicativo de una presencia viva. Proporciona pistas sobre cuándo y dónde estuvo activo un organismo en un entorno, y presenta evidencia directa de sus comidas más recientes. La caca fosilizada antigua, conocida como coprolitos, también puede ofrecer información valiosa sobre el pasado humano. Pueden informarnos sobre dietas humanas, factores estresantes, ecología intestinal y adaptabilidad a distintas condiciones ambientales. Incluso podríamos pensar en los coprolitos como cápsulas biológicas del tiempo, ricas en datos, sin olor.

2. Con el advenimiento de la agricultura, los excrementos del cuerpo humano se convirtieron en un recurso para la fertilización, a veces conocido como tierra de noche. Desde la Amazonía hasta el este de Asia, las sociedades humanas reconocieron que los desechos corporales enriquecen los suelos y ofrecen beneficios distintivos para una amplia gama de cultivos. En algunos casos, este uso puede haber sido meramente incidental, ya que los horticultores aprovecharon la mayor fertilidad de los suelos donde se habían concentrado las contribuciones del cuerpo humano. En otros casos, particularmente en China y Japón, la caca humana se convirtió en un bien valioso que impulsó el desarrollo de elaboradas redes comerciales. El historiador Yong Xue argumentó que Jiangnan, la región más próspera de la China moderna temprana, debía sus notables cosechas de arroz a la fertilización intensiva, que consistía en gran parte de la tierra nocturna urbana recolectada por los agricultores rurales. Un tratado agrícola imperial de la época dice: “Los sureños acumulan excrementos en pozos. Atesoran la tierra de la noche como si fuera oro. Los norteños deberían seguir el ejemplo de Jiangnan. Todos los hogares deben recolectar excrementos nocturnos”. El suelo nocturno era tan rentable que muchos agricultores rurales abandonaron la agricultura para convertirse en comerciantes a tiempo completo. Algunos barcos de tierra nocturna incluso fueron secuestrados por piratas que buscaban sacar provecho del oro marrón. Lucro asqueroso, de hecho.

Más en AntropoUrbana:  Vuelve el pelotón de fusilamiento a Carolina del Sur

3. En algunos círculos, ahora se lo conoce como humabono. Aunque el uso de la tierra de noche sufrió un descenso significativo después de la industrialización y la invención de los fertilizantes sintéticos, junto con el creciente reconocimiento de su papel en la transmisión de enfermedades, experimentó un renacimiento menor recientemente. Las personas que viven en comunidades permaculturales, que buscan promulgar formas de agricultura regenerativa localizadas, literalmente toman estos asuntos en sus propias manos. Joe Jenkins, autor de The Humanure Handbook, estuvo compostando sus propias excreciones corporales y las de su familia durante décadas. Mientras lo visitaba en su casa en la zona rural de Pensilvania, me dijo que está profundamente preocupado de que si la civilización humana se enfrenta a una gran interrupción o colapso, rápidamente seremos «sumergidos en nuestra propia mierda» y «devueltos a la Edad Media». Quiere revigorizar y preservar el conocimiento sobre cómo compostar caca de manera segura y devolverla al suelo. Su libro autoeditado, una biblia para muchos permaculturalistas, se tradujo a diecisiete idiomas. Para las comunidades que viven fuera de la red y buscan ejercer un mayor control sobre sus propias vidas, la producción de humabono también es una expresión de su deseo de independencia política, económica y de infraestructura.

4. La encarnación más reciente del uso evolutivo de la caca por parte de la humanidad se conoce con el eufemismo benigno de biosólidos. A diferencia de la tierra de noche o el humabono, los biosólidos son los productos finales de los sistemas de saneamiento hidráulico y se someten a un tratamiento industrial, lo que permite la eliminación de patógenos y la remoción de metales pesados presentes en el flujo de desechos. El material resultante se desarrolla en muchos productos distintos que se utilizan en una variedad de aplicaciones y contextos.

5. Los compost de biosólidos son los productos más atractivos para los jardineros y paisajistas domésticos. En mis entrevistas con trabajadores de tratamiento de aguas residuales y usuarios de biosólidos, enfatizaron que los olores son una gran barrera para lograr la aceptación pública de los biosólidos, pero el compostaje ayuda a minimizar los malos olores que pueden resultar desagradables para los usuarios y las comunidades donde viven. Por lo tanto, los productos de compost ayudan a reducir el «factor asco» y se usan comúnmente en jardines urbanos, campos de golf, campos deportivos municipales y paisajismo urbano. La ciudad de Chicago, por ejemplo, desarrolló un compost de biosólidos EQ (calidad excepcional) que está disponible gratuitamente para los residentes locales, e incluso se puede entregar directamente a su hogar.

Más en AntropoUrbana:  La ubicuidad del control remoto

6. Los biosólidos también pueden servir como fuente de energía alternativa. Cuando se introduce en un digestor anaeróbico, el gas metano liberado de los biosólidos puede capturarse y luego quemarse para producir calor o convertirse en electricidad. Los digestores grandes pueden devolver energía a la red eléctrica o incluso alimentar las mismas plantas de tratamiento de aguas residuales que producen biosólidos. También se pueden implementar digestores domésticos a pequeña escala, especialmente en comunidades rurales, para proporcionar gas natural para cocinas. En la China rural, decenas de millones de hogares están equipados con biodigestores que hacen precisamente eso. Un beneficio adicional de los biodigestores es que ayudan a reducir la liberación de metano, un importante gas de efecto invernadero y, por lo tanto, desempeñan un papel en la mitigación del cambio climático.

7. Los biosólidos también juegan un papel cada vez mayor en la restauración ecológica. En Ohio, los terrenos degradados de las minas a cielo abierto se están rehabilitando mediante el cultivo de álamos híbridos que se plantan sobre grandes zanjas donde se aplicaron biosólidos. A medida que los árboles crecen, extraen nutrientes de los biosólidos al mismo tiempo que rompen el suelo rocoso, lo que permite la formación de la capa superior del suelo en las tierras donde se eliminó por completo. Con el tiempo, esto permitirá el establecimiento de otras especies para revegetar el terreno. Se están llevando a cabo proyectos de restauración similares en otros paisajes severamente degradados, incluidos montones de escoria, terrenos baldíos y otros sitios de abandono industrial.

8. Los lodos de depuradora son más que una fuente rica en nutrientes y materia orgánica: se están convirtiendo en una nueva herramienta para el control de la salud pública. Al comienzo de la pandemia de Covid-19, algunas universidades demostraron que podían identificar más rápidamente los brotes monitoreando las aguas residuales de los dormitorios que esperando a detectarlas tomando muestras de estudiantes individuales. Además de rastrear la propagación de virus en la comunidad, las aguas residuales también pueden ayudar a identificar patrones en el uso de sustancias controladas, como el fentanilo, e incluso ayudar a anticipar crisis emergentes.

9. Por extraño que parezca, la caca ahora está a la vanguardia de la medicina. Aunque muchas enfermedades comunes se propagan a través de las heces, las personas que padecen infecciones debilitantes por bacterias resistentes a los antibióticos como Clostridium difficile están siendo tratadas de manera efectiva con trasplantes fecales de donantes sanos. Tomados como un enema o en forma de píldora congelada, estos trasplantes de microbiota fecal repueblan las bacterias intestinales del paciente y pueden actuar para contrarrestar rápidamente la C. diff. En algunos casos, tales intervenciones salvan vidas.

Más en AntropoUrbana:  ¿Qué humanidades?

10. Finalmente, la caca es fuente de una gran cantidad de humor y entretenimiento. Los tabúes culturales y las ansiedades sociales en torno a los excrementos corporales han hecho que la caca sea la inspiración de muchas historias familiares legendarias, rutinas cómicas y memes en línea. Pero a medida que se aflojan los tabúes en torno a la vergüenza corporal, también adquiere el estatus de curiosidad de la cultura pop, impulsada por el ahora omnipresente emoji de caca. De repente está en todas partes: tortas de cumpleaños para niños, juegos de Play-Doh, macetas de jardín, luces nocturnas, fundas de almohadas, gofreras y calzoncillos. Así como es bueno para reír, parece que la proliferación de productos con temas de caca insinúa una aceptación cada vez mayor de que las heces son una presencia fundamental en todas nuestras vidas, que debemos abrazar con entusiasmo.

Los desechos humanos nunca han sido solo desechos. Pero describirlo en tales términos tiene implicaciones importantes. Cuando las cosas se consideran desechos, pueden ser tratadas sin preocupación ni cuidado, y quienes son responsables de manejarlas a menudo reciben el mismo trato. Es por eso que el reconocimiento de nuestros excrementos como parte de nuestras ecologías, economías, culturas y colectivos políticos más amplios es tan necesario como el acto diario mismo. Quedan desafíos importantes en cuanto a cómo se pueden manejar mejor los excrementos corporales como recurso, desde lidiar con los contaminantes industriales presentes en los biosólidos hasta mejorar el acceso a los trasplantes de microbiota fecal, pero antes de que eso pueda suceder, debemos reconocer, en primer lugar, el valor de nuestra materia corporal.

Fuente: AAA/ Traducción: Horacio Shawn-Pérez

Comparte este texto

Textos recientes

Categorías