Antropología del desarrollo

-

por MAIA GREEN – Universidad de Manchester

Como antropóloga que se desempeña en la intersección de la antropología y los estudios del desarrollo, a veces trabajo para organizaciones de desarrollo. El tipo de trabajo que hago no entra en la categoría de antropología aplicada ni de trabajo de traducción cultural. La mayoría de las veces se me pide que proporcione, por escrito, una descripción general analítica rápida de un problema o situación en relación con un objetivo político urgente. Lo que cuenta como situación o problema está determinado por el contexto político y el marco político que lo hace relevante en un momento particular.

Este trabajo puede ser un desafío, personal y políticamente. Los paradigmas de desarrollo actuales que fetichizan las fuerzas del mercado y el sector privado sin restricciones como motor de transformación social positiva están sentando las bases que consolidan el atrincheramiento de nuevos tipos de desigualdades en una escala sin precedentes. Al mismo tiempo, las transferencias financieras de los países más ricos a los más pobres proporcionan subsidios muy necesarios para mejorar la provisión pública de servicios básicos esenciales. Comprender dónde tienen tracción las políticas y para quién es una parte fundamental de las controvertidas políticas de la práctica del desarrollo, dentro y entre las organizaciones de desarrollo.

La política del conocimiento del desarrollo y lo que se prioriza como relevante en un momento particular significa que el trabajo del conocimiento en el desarrollo no solo tiene implicaciones financieras al influir potencialmente en la dirección del apoyo de la agencia. Es explícita y conscientemente relacional. La credibilidad y el estado del conocimiento en desarrollo generalmente dependen más de las relaciones sociales e institucionales que posicionan al investigador y al producto del conocimiento que del contenido del conocimiento en sí.

Más en AntropoUrbana:  Propósitos de Año Nuevo

El sector del desarrollo experimentó cambios sustanciales en los diez años desde que escribí por primera vez sobre cómo el conocimiento se hace de manera diferente en la antropología y en el desarrollo. La creciente privatización de la ayuda y el aumento de la subcontratación entre organizaciones de desarrollo afectan la forma en que se produce el conocimiento sobre el desarrollo, así como la forma en que se utiliza y se valora. Una mayor proporción del conocimiento sobre el desarrollo es ahora propiedad comercial de las organizaciones contratadas para producirlo y de aquellos para quienes se encarga.

Es probable que la realización de una investigación encargada para una agencia pública sea ahora mediada por una organización intermediaria que haya ganado una licitación competitiva, ya sea un grupo de expertos, una universidad, una organización sin fines de lucro o una empresa comercial. El desarrollo ha sido reconocido durante mucho tiempo como una industria. También es un mercado en el que se ubican diversos actores para captar negocios a diferentes escalas.

Si bien muchos antropólogos continúan teniendo una relación problemática con el desarrollo, como industria y como proyecto poscolonial, la precariedad del actual mercado laboral académico o un compromiso personal con algunas, al menos, de las aspiraciones de cambio social progresivo promovido por actores desde los movimientos sociales hacia los programas estatales significa que, quizás, un mayor número de nosotros nos encontraremos trabajando con, no sólo en, intervenciones y organizaciones de desarrollo. Si bien este tipo de trabajo rápido y receptivo puede ser muy diferente de la práctica de la antropología académica, mi experiencia es que los principios básicos y las habilidades fundamentales de mi práctica antropológica informan mi enfoque del trabajo de desarrollo del conocimiento.

Más en AntropoUrbana:  Las armas de fuego hacen niños más sanos, varoniles y patriotas

El holismo antropológico, el reconocimiento de que todo está conectado, es un complemento esencial de la orientación de silosización del trabajo de políticas y las políticas de relevancia basadas en el marco sectorial. En segundo lugar, la antropología toma como punto de partida la idea popularizada por los estudiosos de CTS de que todo conocimiento está situado. En tercer lugar, las emociones y las relaciones estructuran todos los mundos sociales, incluidos los mundos de las políticas. Como muestra David Mosse en su etnografía de un proyecto de desarrollo que pasó rápidamente del éxito al fracaso ante los ojos de los financiadores, generar apego a través de relaciones afectivas juega un papel esencial, aunque no reconocido, para mantener la tracción de las políticas. Por último, pero no menos importante, están las habilidades prácticas que adquirimos a través de nuestra investigación sobre las fuentes y nuestro compromiso dialógico con las personas en el campo. La capacidad de utilizar herramientas de búsqueda para rastrear rápidamente múltiples bases de datos, leer y tomar grandes cantidades de información rápidamente y saber cómo crear una relación en una entrevista mientras se hacen las preguntas correctas son extremadamente importantes en este tipo de trabajo.

No todas las prácticas en las que nos esforzamos por llegar a ser competentes mientras realizamos proyectos extendidos en antropología son tan transferibles. Trabajar fuera del sector académico significa aprender diferentes formas de comunicar el conocimiento a través de diferentes estilos de escritura en períodos de tiempo más cortos. Me hizo más consciente de cómo se produce el conocimiento antropológico, el trabajo especializado que entra en su producción y las economías de la empresa universitaria que permiten estos esfuerzos prolongados y laboriosos. También me hizo mucho más consciente de las prácticas disciplinarias que utilizamos habitualmente para mantener los límites entre el conocimiento antropológico y de otro tipo y lo que se constituye como las capacidades profesionales necesarias para su producción. Situar el conocimiento es un proceso activo. La construcción social de relevancia y autoridad no se limita al universo del desarrollo.

Más en AntropoUrbana:  Etnografías de datos gruesos

Fuente: Savage Minds/ Traducción: Horacio Shawn-Pérez

Comparte este texto

Textos recientes

Categorías