Manifiesto de la ternura

-

por ZOE TODD – Universidad de Carleton

Publicado inicialmente en septiembre de 2016, me refiero a este poema como mi manifiesto de ternura. Mi trabajo busca afirmar una ética de ternura, amabilidad y reciprocidad en todos mis compromisos y enredos, tanto académicos como artísticos.

tendiendo ternura:

Tierno. El GoogleOracle nos dice que el sustantivo tierno viene de la palabra latina tener (‘tierno, delicado’). Tierno tiene muchos significados simultáneos, incluso contradictorios. Es el rubor de las rosas rosadas en un paisaje de pradera después de que la lluvia, el cielo, la noche y la luna hayan cuidado a estas plantas durante el duro invierno y la primavera desenfrenada.

Tierno, el verbo: ofrecer dinero. Entregar. Una oferta, una cotización. (Gracias, Google Oracle).

Podemos cuidar los jardines, prodigándolos con amor, agua y nutrientes. Visítalos día tras día. Canta a los tiernos capullos en primavera, suspira en el embriagador calor de finales de verano. Reúne su botín en el otoño. Coloca los bulbos y las raíces para que descansen para otra carrera a través del frío invierno helado. Silencia su sueño silencioso a través de nevadas y grietas de hielo y auroras boreales que se elevan en cielos estrellados como la tinta.

Tierno, el moretón. El florecimiento doloroso de los vasos sanguíneos rotos en la carne dolorida, la evidencia inequívoca del impacto contra estos cuerpos carnosos que transportan nuestros corazones, mentes y espíritus. Tierna, la carne que se golpea con un mazo para hacer que incluso el corte más duro y nervudo del cuerpo del animal chisporrotee y se deslice por nuestras gargantas con facilidad. Tierna, la brutalización de la carne. Para hacer un cuerpo tierno. Para brutalizarlo en la vulnerabilidad.

Más en AntropoUrbana:  ¿Qué mundos se crean después de la muerte de un bosque?

Tendemos las redes de enmalle. Es nuestra responsabilidad revisarlas regularmente, asegurarnos de que los peces que nadan en la extensión de una red no hayan esperado demasiado para ser recuperados, para asegurarnos de reconocer y honrar estos regalos de peces antes de que hayan flotado, enredados en ese encaje, suspirando a través del agua fría, durante demasiado tiempo. Atiende a la reciprocidad de los peces, a su regalo para nosotros a través de eones, de modo que podamos sobrevivir en esta tierra y mundo(s) no siempre tiernos.

Tierno es una paradoja. Es una vulnerabilidad que puede cortar tela y piel y fibra y piedra de muchas maneras. Puede ser una forma de acercarnos más, de recordarnos el trabajo recíproco y meditativo entre nosotros y nuestros amigos, familiares y parientes más que humanos. Tendencia, ternura. Éstas son condiciones de existencia en un mundo construido a través de relaciones siempre cambiantes, siempre respirantes, siempre en marcha. Cuidado, amabilidad. El amor en sus múltiples refracciones y dispersiones.

Pero tierno puede ser una sombra. Tierna puede la insoportable condición del trauma. Corazones tiernos. Carne tierna. Una vulnerabilidad sin soporte. Un corazón que late, solo. Tierno y desnudo. Someterse a fuerzas tan abrumadoras que nuestros cuerpos y espíritus se vuelven tiernos. Una cita para generaciones de violaciones. La sensibilidad es una condición simultánea para la conexión y un síntoma de demasiada conexión. El tipo de conexión que te vuelve insensible.

¿Cómo recojo esos pétalos de rosa de ternura? ¿Cómo reconocemos que existe en estos muchos reflejos y refracciones? Cómo nos cuidamos unos a otros, nos callamos y cantamos y nos cuidamos unos a otros, cuando algunos de nosotros hemos sentido demasiada ternura. Demasiada conexión. ¿Cómo tendemos a este ‘demasiado’, este ‘demasiado’ que se manifiesta de maneras que no nos impulsan a salir de la tierra en el primer rubor del sol para encontrar su regreso, sino que de hecho nos impulsa a enterrarnos más profundamente en el suelo, para encontrar seguridad en su abrazo? ¿Cómo hacemos espacio para tantas experiencias de ternura?

Más en AntropoUrbana:  Optimismo verde: sobre cómo el capitalismo nunca salvará al mundo

Tierno. Presentar renuncia. Ofrecer. Delicado. Fácil de masticar. Se cocina bien con tubérculos.

¿Cómo hacemos espacio para todo esto en un mundo tan empeñado en la certeza? ¿Cómo tendemos a la ternura?

Tender tener tendre. Acércate a él con cuidado, querida. Acércate a él con cuidado.

Fuente: zoestodd.com/ Traducción: Maggie Tarlo

Comparte este texto

Textos recientes

Categorías